12 de agosto de 2015

El galáctico pirático y alienígena viaje de mi padre de Neil Gaiman - Reseña




Ya saben lo que pasa cuando vuestra madre se va de viaje de trabajo y vuestro padre se queda a cargo. Normalmente, ella le deja una lista de cosas que hacer y lo más importante es siempre que no se olvide de la leche. Pero, desafortunadamente, se le suele olvidar. Así que, a la mañana siguiente, antes de desayunar, tiene que salir a la tienda de al lado y esta que tiene en las manos es la historia de por qué le lleva tanto, tanto tiempo volver con la leche.
Como estrellas invitadas: el profesor Steg (un dinosaurio viajero en el tiempo); unos bichos verdes y viscosos; la Reina de los Piratas; una joya muy famosa que está incrustada en el ojo de una estatua en un volcán... 
Y una botella de leche perfectamente ordinaria pero muy importante.


Neil Gaiman ya se ha convertido en uno de mis autores favoritos, quisiera todos sus libros pero la mayoría ya están descontinuados.
Este libro se lee fácilmente en una tarde o en el transcurso de un día, es completamente infantil y en el no sólo se encuentran ilustraciones muy agradables sino que se juega mucho con el texto que te va narrando la historia, ese fue un punto que me dejó emocionado, pues era la primera vez que veía esto en alguna edición, sin embargo luego me leí otro libro donde vi el mismo estilo y si no me equivoco es más antiguo que este, así que realmente no sé qué editor habrá hecho esto primero, pero sea como sea se me hace bastante atractivo, un ejemplo de este uso de juego con el texto:
Por otro lado, el inicio del libro no me convencía mucho, pero luego difícilmente me pude salir de las garras de Neil, pues su narración te envuelve de tal manera que olvidas por un momento que has crecido, que eres un adulto y sonríes con la simple historia de un bote con leche que está en peligro, parece increíble pero es que así es, la trama se centra solamente en que la leche debe llegar a casa sana y salva.
Si bien es una de esas tramas que generalmente pudieran aburrirme porque de una cosa pasa a otra y otra, Neil supe enhilarlas de manera que esos sube y baja no me mareaban.
Algo curioso es que el nombre en español del libro a Gaiman le desagradó mucho pues dijo: “Qué manera de spoilear al lector”.
A mí curiosamente eso fue lo que me atrajo, el título, pues me hizo reír y luego leí el nombre del autor y sin dudarlo lo compré, de inmediato pensé que lo disfrutaría y así fue.
Dudo que Neil haya sufrido con este libro al realizarlo, pues siendo un monstruo creativo, quiero suponer que de la misma manera que se lee este título de la misma manera él la creó.

Hasta muy pronto.
RBC.

2 comentarios:

  1. Se escucha suuuuper interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leah!!! años sin leerte.
      Sí, esta divertido y muy rápido de leer.
      Besotes!! y gracias por pasar y comentar.
      R.

      Eliminar

Gracias, tú comentario hacen de esta entrada una mejor.